الخميس، 16 أبريل، 2009

Adiós a Julio Cortés

OBITUARIO: 'IN MEMÓRIAM'

Julio Cortés Soroa, arabista, traductor y lexicógrafo

MIGUEL HERNANDO DE LARRAMENDI / SALVADOR PEÑA 16/04/2009

EL PAÍS

El arabista Julio Cortés Soroa falleció el 13 de abril en la localidad tarraconense de Creixell, a los 85 años. Nacido en Bilbao en 1924, Cortés forma parte de la generación de arabistas formados durante los años cincuenta que, con su conocimiento directo del mundo árabe, contribuyeron a la renovación de los estudios árabes e islámicos en España.

La noticia en otros webs

En 1953 se licenció en Filología Semítica por la Universidad Complutense de Madrid. Aunque inicialmente se interesó por las lenguas semíticas para el estudio de la Biblia, sus estancias como pensionado en el Protectorado español en Marruecos (1950-1951) le inclinaron hacia el estudio del árabe clásico. Tras licenciarse, obtuvo becas para realizar estancias de investigación en Oriente Próximo, cuando el estrechamiento de los lazos con el mundo árabe constituía una prioridad de la política exterior española.

Entre 1953 y 1956 se trasladó a Beirut para realizar su tesis doctoral. Allí mantuvo estrechos contactos con la Universidad Saint Joseph y con el padre Henri Fleisch, que supervisó su estudio lingüístico sobre La forma IV (Af'ala). Estudio de su frecuencia en los autores del siglo XX, dirigida desde Madrid por Elías Terés. Durante su etapa beirutí colaboró con la Enciclopedia árabe de Bustani.

El impulso que el Gobierno español quería dar a la política cultural en la región permitió que Cortés compaginara su actividad investigadora con la docencia y dirección en los centros culturales de Oriente Próximo, primero en el de Beirut y después en el Centro Cultural Hispánico de Damasco. En 1967, ante la dificultad de integrarse en la Universidad española, marchó a Estados Unidos, a la Universidad de Carolina del Norte en Chapell Hill, donde impartió clases de español y árabe hasta su jubilación y de la que era profesor emérito.

Su obra, si no numerosa, es extensísima en densidad y relevancia en el ámbito de la traducción, la islamología y la lexicografía. Es autor de una de las mejores versiones al castellano del Corán. Realizada por encargo de la Editora Nacional, fue publicada en 1980 y ha sido reeditada por la editorial Herder en varias ocasiones, como la primera edición bilingüe, de amplia difusión comercial. Su versión, además, se ganó el reconocimiento tanto en medios académicos interesados por la historia de las religiones como en medios religiosos islámicos.

Otra de sus aportaciones decisivas ha sido su Diccionario de árabe culto moderno. Editado por primera vez en 1996 en la editorial Gredos tras una solitaria tarea de 40 años -iniciada durante la crisis de Suez, en 1956-, puso a disposición del hablante de español el primer diccionario del árabe estándar moderno. Ahora se lo considera obra cumbre de la lexicografía bilingüe del árabe a cualquier lengua europea.

Los últimos años de su vida los dedicó a elaborar un diccionario de arabismos, que ojalá pueda ver pronto la luz.

Miguel Hernando de Larramendi y Salvador Peña, arabistas.

ليست هناك تعليقات: